pubertad

Pubertad y preadolescencia

La pubertad es aquel periodo que precede a la adolescencia. Puede considerase el periodo de la vida durante el cual se operan las modificaciones corporales más rápidas y más importantes. Es en este momento cuando el joven se siente diferente del niño que era y se interroga ansiosamente sobre el adulto que llegará a ser.

El gran paso que supone ir de la infancia a la preadolescencia es apenas perceptible para sus familiares.

La estructura corporal cambia por completo.

Estos niños y niñas en pleno crecimiento son muy ambivalentes: se buscan a sí mismos. No se revuelven contra sus padres y madres sino contra sus propias incertidumbres. No están seguros de sí mismos y notan más sus defectos que sus cualidades. Tienen ganas de ser mayores, se encuentran mal en su propio cuerpo. Entran en el mundo de los adultos y tienen conciencia, casi excesiva, de las responsabilidades que ello implica. Son realistas en sus percepciones y sus ideales son muy morales.

En este período tienen pocos miedos. Sus principales ansiedades se refieren a los deberes y al trabajo escolar.

El niño puberal necesita que lo acepten tal y como es. Es muy importante para él disponer de un territorio exclusivo. En su vida tiene un papel muy importante su mejor amigo. Empieza a relacionarse con compañeros del otro sexo. Es la edad del entusiasmo.

Entre los 10 y los 12 años tienen gran apetito de conocimientos, les gusta aprender porque las capacidades de memoria son excelentes. La capacidad de trabajo es grande y la curiosidad insaciable.

            ¨La necesidad psicológica en esta fase es consolidar una identidad personal que supone un elemento reestructurante de su personalidad. Es el momento de conservar aquellos aspectos que ha ido incorporando mediante la observación, imitación y deseo de ser como los padres y de eliminar aquellos otros aspectos que ya no le sirven. Ha de asumir sus cambios corporales. Por último, en el plano del pensamiento, necesita saciar ese apetito de conocimientos que le caracteriza.

 

  Consejos:

 

– El preadolescente  ya es capaz de tomar sus propias decisiones. Es importante que le des responsabilidades para fomentar su autonomía, entendida esta como grado de seguridad en sí mismo. Es bueno que tu hijo/a empiece a marcarse metas en función de tal seguridad.

– Es muy importante para tu hijo/a tener su propio espacio personal, por lo que es muy positivo que tenga su propia habitación. Tenemos que respetar su intimidad y permitirle que disponga de un espacio y un tiempo para estar con sus amigos/as.

– Es necesario hablarle de los cambios corporales por los que está atravesando, con naturalidad, sin incurrir en “ qué gordito te estás poniendo” o en “ menudo culete se te está poniendo” o “ tienes espinillas” , etc. A estas edades son muy vulnerables y no hay que olvidar que su autoestima es más baja debido precisamente a todos los cambios corporales de la pubertad.

– Es la hora de explicar muchos temas relacionados con el sexo: anticonceptivos, enfermedades de transmisión sexual…..Ya la mayoría saben sobradamente en que consiste el acto sexual. Estos temas deben tratarse con naturalidad. No nos debe dar vergüenza, sino alegrarnos de que nuestro hijo/a nos pregunte sobre estos temas, eso significa que mantenemos una buena comunicación con él/ella y por tanto una buena relación.

– Enseña a tu hijo/a a aceptar su cuerpo, lejos de ideas perfeccionistas, desmitifica el ideal de belleza de los medios. Es especialmente importante por el tema de la anorexia. El preadolescente es muy vulnerable a la manipulación social.

-Fomenta hábitos de estudio adecuados (importancia de las técnicas de estudio).

-Estimula su desarrollo intelectual fomentando su interés por temas como la lectura, el teatro, el cine, los museos. No olvides su gran apetito de conocimientos.

-Fomenta las actividades de grupo. Es muy importante para tu hijo/a relacionarse con sus iguales. Esto puede ser a través de excursiones, campamentos, deportes de equipo…

To Top

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar